Un viaje al cambio

Un viaje al cambio 1000 664 Caminando Coaching

 

 

Cuando salimos de nuestra zona de confort, nos sentimos inseguros y muchas veces tememos el solo hecho de escuchar la palabra que hará que se tambalee nuestra seguridad: CAMBIO. Nos da miedo lo desconocido y tendemos a desconfiar de lo que vendrá puesto que no tenemos el control sobre la situación.

Cualquier cambio requiere de dos conceptos que van unidos: perder y ganar. Siempre que llevamos a cabo un cambio perdemos algo y ganamos algo. A veces nosotros elegimos cambiar, y otras nos viene dado y en ambos casos el proceso muchas veces es doloroso y difícil.

 

Dicho esto, quiero contarte algo.

 

  • Pongámonos en el caso de que soy yo el que tomo la decisión de llevar a cabo un cambio.

 

 

Hace poco hice una escapada y mientras miraba por la ventana del avión de camino a mi destino, pensaba: que ilusión, que ganas de llegar, será como yo pienso?, cuantas cosas voy a poder hacer, va a ser muy distinto a lo que estoy acostumbrada, me encanta conocer cosas nuevas…

Todos esos pensamientos producían en mi sensaciones positivas lo que me hizo reflexionar y hacer la siguiente comparación: VIAJE vs CAMBIO

Cuando te vas de viaje te diriges a un lugar desconocido, sin saber que va a pasar , como te vas a sentir o que te depararán esos días. Pero, a pesar de que las premisas de las que partimos son las mismas, no solemos pensar así ante un cambio en nuestra vida personal o profesional: un cambio de domicilio, de pareja, o de trabajo por ejemplo.

¿Por que no lo afrontamos de la misma forma? ¿Será quizá que el viaje lo vemos como algo finito?

Si estás de acuerdo con esto y crees que es porque el viaje tiene una fecha de fin, tengo buenas noticias. Recuerda que siempre tienes el poder de decisión, que lo que hoy está bien quizá mañana no, nada es para siempre. Tienes el poder de decidir y cambiar lo que necesites las veces que haga falta, y siempre que sea tu decisión estará bien hecho. Por tanto, cualquier decisión para llevar a cabo un cambio también tiene fecha de fin. Permítete acertar y equivocarte, observa y tómalo como un aprendizaje.

Cuando vas a un viaje con esa ilusión de ver que pasará y no sabes nada de antemano, la incertidumbre y las expectativas no te superan, simplemente todo fluye y tu estas con los brazos bien abiertos esperando a lo que pueda venir, con una actitud proactiva

 

  • En el caso de que los cambios no dependan de ti

 

 

¿Y si te lo tomas como un aprendizaje? Es muy probable ese momento sea difícil o incluso duela y eso es necesario para poder avanzar. Pero piensa que todo pasa por algo, y seguro que puedes aprender muchas cosas de esa situación. ¿Y si lo que viene es mucho mejor?

Se necesita tiempo para que todo tome una cierta estabilidad. La cuestión es la actitud con la que tu decides afrontar ese cambio.

Te propongo que te pongas las gafas con cristales de enfoque nuevo y que te tomes un cambio como un viaje, sin expectativas, con los ojos bien abiertos para sacarle el máximo partido a lo que venga y crecer con ello.

 

¿Qué cambios quieres llevar a cabo en el 2019? ¿Cuáles son tus objetivos y metas? ¿Con que actitud afrontarás esos posibles cambios?

 

Tu siempre decides con que actitud emprender tu viaje hacia el cambio.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies